Entrevista a Diego Stickar – Acento Frenético*

 

Para vos, ¿qué es la pospornografía?

Es una reapropiación  de la pornografía, que considero como uno de los dispositivos de adoctrinamiento de los cuerpos y construcción de sexualidades. Cuando escucho la palabra “pospornografía” me remite directamente a un juego estético, a lo posmoderno, a un grito de militancia, incluso a una elección de vida.

¿Cómo surgió la propuesta de Acento Frenético?

Por un lado comencé a indagar en las teorías de Beatriz Preciado y Judith Butler. Por el otro, empecé a interesarme por el arte conceptual, siendo ésta una propuesta muy diferente a lo que venía trabajando. Mi idea es lograr un autoreconocimiento mediante lo que hago, darme la posibilidad de experimentar con la multiplicidad de formatos, soportes y propuestas estéticas.  Quienes ven Acento Frenético ven una parte de mí. Quienes indagan en Acento Frenético, ven otra parte de mí. A nivel personal lo tomo como un espacio donde puedo entrar y salir de los marcos preestablecidos, deconstruirme y reconstruirme, deseducarme, atravesar la desobediencia y producir desde ahí.

¿Definirías tu trabajo como pospornográfico?¿Qué distancias encuentras tu trabajo y la pornografía mainstream?

Aún no sé muy bien cómo definir mi trabajo. Sé desde qué lugar me paro para hacerlo,  Sé que no es meramente político. Si bien se corre de un lugar mainstream, igual ronda mucho la publicidad y los estereotipos adolescentes. Hay un filo super importante ahí, que en éste momento es una elección. Ahora me parece muy interesante poder hibridar, estilizar y dar lugar a la reflexión. Lo que hago es poner en juego esa fusión.

La pornografía mainstream educa sexualidades, Acento Frenético propone que las sexualidades no deberían educarse sino explorarse. En eso estamos.

En la presentación de tu video “Juntitos” decís que es un proyecto autorreferencial que podría leerse como imágenes cotidianamente pornográficas, ¿crees que la intimidad es un insumo interesante para crear nuevas representaciones de la sexualidad? ¿Puede el porno hablar sobre el amor?

El porno puede hablar sobre el amor y también sobre música, películas, obras literarias, arquitectónicas, etc. ¿Quién no habla de amor? Juntitos es autorreferencial y es un proceso de transiciones. Ante todo, Juntitos es una búsqueda y un hallazgo. En relación a eso, la intimidad es un concepto clave en las obras que vengo trabajando. Pero cuando digo intimidad, no estoy hablando de cuerpos literalmente desnudos, estoy hablando del adentro, desde el adentro. A partir de esto me interesa relacionar lo cotidiano y pornográfico. Un punto de partida es trabajar sobre la naturalización del hecho pornográfico y la resignificación del mismo para ver más allá de un gesto estereotipado, de una determinada pose sexual o rol. En este sentido, Acento Frenético te puede penetrar hasta la garganta y acariciarte el corazón.

*Mini-Bio // Diego Stickar: Se formó en la Facultad de Bellas Artes (UNLP) como realizador audiovisual, con conocimiento en lenguaje multimedial, fotografía y edición de video.

En su proyecto Acento Frenético busca romper con la heteronorma sexual, proponiendo una renovación del género porno y naturalizándolo como hecho artístico. Juntitos, su primera obra en formato videoarte, recorre festivales a nivel nacional e internacional.

Diego integra el proyecto ENDO, una experiencia artístico-performativa colectiva de intervención del espacio público que ha sido realizada en numerosas ciudades de Argentina y Chile.

Para saber más de su trabajo entrega aqui!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s